Membrana 300 GPD Ver más grande

Membrana 300 GPD 3012

ME-6601-07

Nuevo producto

La membrana se compone de una película de TFC (Thin Film Composite) es una poliamida capaz de eliminar el 97% de todos los elementos disueltos en el agua del grifo con un poro de 0.001 micra. Ya sean coliformes, bacterias, herbicidas, fungicidas, nitrato, nitrito, uranio, metales pesados de todo tipo, residuos de medicamentos, etc. 

Más detalles

100,00 € impuestos inc.

Más

Membrana 300 GPD

La membrana se compone de una película de TFC (Thin Film Composite) es una poliamida capaz de eliminar el 97% de todos los elementos disueltos en el agua del grifo con un poro de 0.001 micra. Ya sean coliformes, bacterias, herbicidas, fungicidas, nitrato, nitrito, uranio, metales pesados de todo tipo, residuos de medicamentos, etc.  La membrana es el corazón del filtro de agua de ósmosis inversa, asegurando la máxima pureza del agua resultante.

Montada en espiral: Consisten en hojas de membrana que se sitúan sobre un soporte poroso y un espaciador, ese conjunto se enrolla sobre un tubo de PVC que servirá como colector de agua permeada. Hoy en día el 60% de las membranas utilizadas son de este tipo.

La razón para esta popularidad son dos ventajas apreciables:

1) Buena relación área de membrana / volumen del módulo.

2) Un diseño que permite ser usado en la mayoría de las aplicaciones, admite una turbiedad más de tres veces mayor que los otros sistemas, y permite trabajar con régimen turbulento.

Un galon equivale a 3,78 litros.

Consejos:

  • No olvide que solo puede funcionar con agua potable bacteriológicamente apta para uso alimentario.
  • No olvide realizar el mantenimiento de su equipo de osmosis de forma regular. Desinfectando el tubo porta membrana en el proceso de cambio de filtros. De ello depende la vida de su membrana.
  • Para extraer la membrana antigua lo mejor es utilizar un pico de loro o alicate sujetándolo por el tubo central y estirando hacia afuera mientras gira para favorecer su extracción.
  • Limpie interiormente el portamembranas (utilice un cepillo de lavavajillas para arrastrar todo lo que se haya adherido a la pared de la misma y realice una desinfección luego aclare con agua.
  • Antes de introducir la membrana, asegurese de lubricar con aceite las juntas toricas situadas en la punta, le ayudara  a instalarla correctamente sin mucho esfuerzo.